La mujer galaxia

Todas las noches desde su cama, con los pies fríos y la imaginación ardiendo, le gustaba cerrar los ojos para viajar por todos los planetas y con el dedo, señalar su destino para acampar en uno de ellos. Normalmente elegía el más frío para calentarse con su propio fuego, pero otras prefería irse lo más cerca posible del Sol para derretir esos miedos absurdos a la muerte y al mañana. Por eso, en la lucidez de una galaxia inventada, con límites geométricos y blancos imposibles, desterraba todo aquello que tuviera que ver con la oscuridad y el futuro. Parecerá una inocentada infantil terrible, pero todas las noches, desde su cama, con los pies fríos, calentaba su alma creando galaxias inventadas donde todos los planetas giraban a su alrededor.


Texto creado a partir de estas palabras sugeridas en mi cuenta de Twitter (@placerodio): 
Planeta - @Flops96
Futuro y miedo - @Suspirosdehumo
Destino - @TomasTSandoval
Destierro y lucidez - @SaltoAmortal
Cama y muerte - @SrCarlosmgv
Imposible y creer - @incredulaa
¡Mil gracias a cada uno de ellos!

Comentarios

  1. No sabría medir en qué grado tus palabras generan en mí inspiración. Siempre es genial leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentario inesperado después de mil años sin soltar palabras por el blog.
      Espero que así sea por mucho tiempo, mil gracias por las palabras y la sonrisa. :-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

No se ponga celoso, Horacio